Control Natal

El control de la natalidad, también conocido como anticoncepción, está diseñado para prevenir el embarazo. Los métodos anticonceptivos pueden trabajar en varias formas:

  • Impedir que los espermatozoides lleguen a los óvulos. Estos tipos incluyen condones, diafragmas, capuchones o cubiertas cervicales y esponjas anticonceptivas.

  • Evitar que los ovarios de la mujer liberen óvulos que puedan ser fertilizados. Estos tipos incluyen píldoras anticonceptivas, parches, inyecciones, anillos vaginales y píldoras anticonceptivas de emergencia. Los dispositivos intrauterinos, que se implantan en el útero, pueden mantenerse en su lugar durante varios años.

  • Esterilización, que impide en forma permanente que una mujer quede embarazada mediante una ligadura o que un hombre sea capaz de embarazar a una mujer mediante una vasectomía.

Su opción de control de la natalidad depende de varios factores. Estos incluyen su salud, la frecuencia de su actividad sexual, número de parejas sexuales y el deseo de tener hijos en el futuro. Su médico puede ayudarle a seleccionar el mejor método anticonceptivo para usted.