Psicología Infantil

La psicología infantil es una rama de la psicología que se dedica al estudio del niño y el proceso por el cual se convierte en adulto, la comunicación con otras personas, el desarrollo de su actividad en el seno de la escuela y la familia, el proceso psíquico, la formación de su personalidad y cualidades como la imaginación, percepción, atención, pensamiento, memoria, lenguaje, sentimientos y formas primarias de conducta.



Los psicólogos infantiles son expertos que se encargan de entender y explicar el desarrollo y el comportamiento del menor; para ello utilizan terapias, tanto individuales como colectivas, que ayudan a diagnosticar y tratar problemas sociales, emocionales, afectivos y de aprendizaje, que puedan presentarse en el niño.

Los problemas psicológicos más frecuentes en los niños son:

  • Acoso escolar o bullying: Es el abuso o maltrato, sin motivo evidente, que sufre un menor intencionada y repetidamente por parte de uno o varios compañeros del ámbito académico. Puede ser maltrato físico, psíquico, social o verbal. 
  • Amigos imaginarios: A pesar de ser un fenómeno que enriquece la imaginación y la interacción social, es importante observar la evolución del problema. Los “amigos imaginarios” suelen ser casos idealizados (duendes, hadas y superhéroes) o amistades invisibles con las que compartir sus juegos. 
  • Fobia escolar: Es la incapacidad total o parcial del niño de acudir al colegio a causa de un miedo irracional sobre algún aspecto de la situación escolar que le crea un nivel de anisedad elevado. 
  • Autismo: Es un trastorno neuropsiquiátrico que se caracteriza por el aislamiento social, las dificultades en la comunicación y los patrones estereotipados de conducta. 
  • Depresión infantil: Es un trastorno que se caracteriza por una alteración en el estado de ánimo en el menor que puede llegar a sumirse en un estado de tristeza profundo o padecer bruscos cambios de humor. 
  • Divorcio de los progenitores: El divorcio de los padres provoca en el menor un impacto emocional, que puede provocar diferentes actitudes que afecten a distintos ámbitos de su alrededor: sociabilidad, autoestima, estudio, comportamiento, etc. 
  • Tics nerviosos: Son movimientos involuntarios bruscos, cortos y repetitivos de cualquier grupo muscular. Las causas de este trastorno pueden ser físicas o psicológicas y, en consecuencia, pueden provocar problemas conductuales y sociales. Generalmente, este trastorno desaparece a los meses. 

DRA. ORRIZZONTE LADY BEATRIZ

Dirección: HOSPITAL BÁSICO MODERNO (2do Piso).

Teléfonos: (03) 294-0279 / (03) 296-8797 / 0987479097.

E-mail: lady.orizzonte@gmail.com